top of page

POR QUÉ A VECES LOS EQUIPOS SE DESPISTAN: CÓMO ENDEREZAR EL RUMBO



En la jungla de las empresas, a veces nos encontramos con equipos que parecen más perdidos que un lápiz sin punta. Y, claro, la culpa puede recaer en varios rincones, siendo dos de los sospechosos principales el liderazgo y la falta de una brújula clara. Pero, ¡alto ahí!, que para cada problema hay una solución. Vamos a explorar cómo líderes que parecen estar de paseo y la falta de una dirección definida pueden desbaratar un equipo, y lo más importante, cómo reconducir el barco hacia aguas más tranquilas.

 

Líderes que Dejan que las Cosas Fluyan:

 

A veces, el capitán del barco está más preocupado por contar chistes que por trazar el rumbo. Un liderazgo débil puede convertir al equipo en un bote sin timón, dando vueltas en círculos sin rumbo fijo. La solución no es esperar a que el líder se inspire por arte de magia, sino identificar a esos héroes anónimos en el equipo que podrían brillar con un poco de desarrollo. Programas de formación en liderazgo pueden hacer maravillas para transformar a estos héroes silenciosos en capitanes valientes.

 

¿A Dónde Vamos? Nadie lo Sabe:

 

La falta de una dirección clara es como tratar de seguir un mapa sin calles. Los objetivos borrosos y la comunicación confusa pueden dejar a los miembros del equipo rascándose la cabeza, preguntándose cuál es su propósito real. Aquí, la clave está en definir metas específicas y comunicarlas de manera efectiva. No tiene que ser un discurso motivacional épico, pero asegurarse de que todos entiendan cómo encajan sus esfuerzos en el panorama general puede marcar la diferencia.

 

Cómo Arreglar este desastre:

 

Para poner en orden el caos provocado por líderes despistados y la falta de dirección, se necesita más que un toque de varita mágica. Aquí van algunos trucos:

 

1. Empezar por uno mismo, haciendo un examen de conciencia y preguntándose si son buenos lideres, si las personas disfrutan su trabajo, si se consiguen las metas, en fin si las personas trabajan en armonía como en una orquesta sinfónica.

2. Formación de Líderes en Potencia:  Identificar a esos héroes no reconocidos y darles la oportunidad de brillar con programas de formación en liderazgo.

 Inspirar una revolución silenciosa, transformando a los seguidores en líderes, uno a la vez.

 

3. Claridad en los Objetivos: Definir metas específicas y comunicarlas de manera simple y clara. Asegurarse de que cada miembro del equipo entienda sus responsabilidades y cómo sus acciones contribuyen al logro de los objetivos.

 

4. Revisión y Mejora Constante: Evaluar regularmente el liderazgo y el estado general del equipo.

Tomar medidas basadas en evaluaciones de desempeño, para abordar problemas específicos y fomentar el crecimiento.

 

5. Retroalimentación positiva: Crear un ambiente donde la retroalimentación fluya tan natural como el café por la mañana.

 

En la vida de las empresas, como en la navegación, los equipos pueden perderse, pero eso no significa que no puedan encontrar su camino de vuelta. Con líderes inspiradores y una dirección clara, incluso el equipo más errante puede transformarse en una tripulación cohesiva y lista para enfrentar los desafíos del océano con estilo.



16 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page