¿Cómo ayudar a los empleados que sienten ansiedad por el retorno al trabajo presencial? Parte 2



En el artículo pasado hablamos de ¿Cómo ayudar a los empleados que sienten ansiedad por el retorno al trabajo presencial? en esta entrega continuaremos con los consejos referentes a éste tema.


  • Explique el "por qué"

Asegúrese de que su equipo sepa, que no es una decisión tomada al azar. Ellos necesitan darse cuenta, por qué es importante que regrese a la oficina; y que existe un plan competente y bien pensado, que considera sus necesidades, y no solo las de la empresa.

Usted mismo debe replantearse lo que va a ganar y lo que puede perder, si los presiona a volver.


  • Considere realizar programas piloto.

Algunas personas pueden dudar porque no están seguras de cómo se sentirán. Permita que las personas experimenten con diferentes formas de trabajar para que el cambio al trabajo en persona o híbrido no sea repentino.

El mensaje puede ser: "Vamos a probar esto y veremos qué aprendemos". Luego, asegúrese de pedir comentarios durante el proceso, para que pueda comprender qué funciona y qué no.


  • No haga promesas que no pueda cumplir.

Usted puede sentirse tentado a decirles a los empleados que la oficina es segura, o a tranquilizar a aquellos que no están listos para regresar, con que sus carreras no se verán afectadas; pero tenga cuidado. Es poco probable que pueda decir que venir a la oficina tiene un "riesgo cero". Y desea ser realista sobre los impactos en la carrera profesional, para aquellos que continúan trabajando desde casa, especialmente si la mayoría del personal regresa al trabajo. Sea honesto acerca de los posibles inconvenientes. Por ejemplo, disminuirán sus oportunidades de establecer contactos, y su trabajo será menos visible.


En un intento por retener al personal clave, puede tener la tentación de garantizar que pueden trabajar desde casa todo el tiempo que quieran, pero eso simplemente puede no ser cierto. Sea realista y directo con su equipo

  • Sea compasivo.

No importa qué mensajes tenga que transmitir, qué adaptaciones haya que hacer, y qué políticas deba hacer cumplir, hágalo todo con humanidad.


Encuentre pequeñas formas de estar presente para su gente. Puede preguntar cómo les está yendo y qué más tienen que hacer además del trabajo. La investigación ha demostrado que ser compasivo beneficia al que da, como al que recibe, por lo que ambos pueden fortalecerse.


Esté atento a los signos de agotamiento y estrés. Y no solo de los miembros de su equipo, sino de usted mismo.


Como me dijo recientemente un amigo: "Ninguna vacuna o medicamento va a eliminar el dolor y el trauma que todos hemos experimentado". Tenga esto en cuenta cuando ayude a sus empleados a regresar a la oficina.


#RegresoalTrabajo #COVID19

15 visualizaciones0 comentarios